La llegada de la primavera en Andalucía trae consigo un aumento en la actividad de diversas plagas que pueden afectar tanto a hogares como a negocios. Aquí te presentamos las plagas más comunes en esta época del año y cómo enfrentarlas:

Mosquitos y moscas

Con el aumento de las temperaturas y la humedad, los mosquitos y las moscas tienden a proliferar. Estos insectos pueden resultar molestos y, en algunos casos, transmitir enfermedades.

Utilizar mosquiteras en ventanas y puertas, así como eliminar fuentes de agua estancada, puede ayudar a controlar su población.

Hormigas

Las hormigas son otra plaga común en la primavera andaluza, buscando alimentos y refugio en el interior de las viviendas.

Mantener la cocina y otras áreas limpias, sellar posibles puntos de entrada y utilizar cebo o trampas específicas pueden ser medidas efectivas para controlarlas.

Cucarachas

Las cucarachas son una plaga persistente durante todo el año en Andalucía, pero su actividad tiende a aumentar en primavera.

Mantener la cocina libre de migajas y restos de comida, sellar grietas y hendiduras en las paredes y utilizar insecticidas específicos pueden ayudar a prevenir y controlar su presencia.

Avispas y abejas

La primavera también es el momento en que las avispas y abejas comienzan a buscar lugares para anidar. Es importante mantenerse alejado de sus nidos y evitar perturbarlas, ya que pueden picar si se sienten amenazadas. En caso de infestación, es recomendable contactar a profesionales para su eliminación segura.

Roedores

Los roedores, como ratones y ratas, son una preocupación constante en cualquier época del año. Sin embargo, durante la primavera pueden buscar refugio en el interior de los hogares en busca de alimento y agua.

Mantener la basura en recipientes cerrados, sellar posibles puntos de entrada y utilizar trampas o cebos son medidas efectivas para controlar su presencia.

En resumen, la primavera en Andalucía trae consigo un aumento en la actividad de varias plagas comunes.

Mantener la limpieza y realizar inspecciones regulares en busca de signos de infestación son acciones clave para prevenir y controlar estas plagas de manera efectiva.

Si la infestación es grave, siempre es recomendable contactar a profesionales en control de plagas para obtener ayuda especializada.

Traducir »
Ir al contenido